sobrepasa el plano

fachada y a su altura

Equilibradas

De estilo herreriano, de proporciones equilibradas, con un cuerpo pétreo adosado a su frente que sobrepasa el plano de su fachada y a su altura. Muestra siete arcos. El central, de medio punto, y puerta gótica, los dos de ambos lados, similares, y dos más que polla parte este, rompen la simetría. Estos, peraltados, pero ligeramente desiguales, resultan decrecientes por ser soportes de la escalera interior.


Allí una galería ostenta dos arcos carpaneles mientras ventanales de corte rectangular y eje vertical simétricamente, logran la uniformidad. Dos ventanas de menor tamaño, colocadas en diagonal, permiten la ventilación y el paso de la luz hacia la escalera. Pequeñas almenas coronan alternativamente la cornisa de la fachada. En color ocre destacan los techos abovedados de las capillas de la nave lateral norte.


FACHADA PRINCIPAL OESTE

Es una fachada de estilo renacentista y modo plateresco, tiene antepuestos el atrio y un muro almenado perimetral. La puerta, cuadrada, se encuentra precedida por una columnilla central que se adelanta a la fachada y que soporta a las arquivoltas gemelas que enmarcan en lo alto, a los vitrales centrales por donde penetra la luz, y que en conjunto representan un plano anterior al de la puerta de acceso.

A ambos lados del vano, se alinean dos parejas de hornacinas donde se alojan esculturas de los cuatro evangelistas: San Marcos, San Lucas, San Mateo y San Juan. Por fuera de estas hornacinas, vemos pilastras, una a cada lado, cuyas superficies fueron utilizadas como paneles para la realización de pinturas y para el esculpido (en la planta superior, sobre todo).


Un alero se apoya sobre los remates de las pilastras, dirigiéndose hacia adelante. Bajo él, un friso que se desarrolla de una otra a otra pilastra, abarcando a ambas, luce ricamente decorado. Morfología triangular, donde se aloja un traga luz redondo. A ambos lados de este espacio triangular, se destacan dos remates columnares, sobre cada una de las pilastras.

A pesar de las innumerables vicisitudes naturales e históricas, acaecidas en los últimos cinco siglos, como han sido los huracanes, los terremotos, las diferentes anexiones, las guerras de independencia y las revoluciones, el patrimonio arquitectónico y artístico colonial de Santo Domingo permanece incólume, como fiel testimonio de nuestra identidad hispánica y como acervo cultural para nuestras futuras generaciones.


La arquitectura

Tanto la arquitectura como el arte en la Isla de Santo Domingo, durante el período colonia], fueron la expresión de la conjunción de circunstancias que acontecieron, tanto en la Madre Patria, como en la colonia. Por consiguiente, fueron eminentemente hispánicos, puesto que los lugares de origen de los colonizadores eran principalmente de las regiones de Extremadura y de Andalucía. Sobrios, puesto que el arte en esa época en España era el gótico exuberante, casi barroco o el gótico austero con sólidos elementos estructurales, siendo este último el traído a la colonia.

El arte colonial en Santo Domingo presenta tres estilos: el gótico tardío, el renacentista y el barroco, pero en realidad, hubo una mezcolanza de estilos. Cada monumento colonial se define por su estilo predominante. Por ejemplo, nuestra Catedral, Primada de América, se dice ser de estilo gótico porque su presbiterio, sus bóvedas de crucería, etc., son de ese estilo; se empleó el arco de medio punto en lugar del ojival característico del gótico y algunas de sus capillas son eminentemente renacentistas.

Otra de las características de nuestros monumentos coloniales, fue la utilización de diferentes materiales de construcción en sus obras, por razones económicas, y por la falta de canteras de rocas de buena calidad cercanas a la ciudad de Santo Domingo, teniendo que utilizar, por consiguiente, piedras calizas, mamposterías, ladrillos, adobes, etc., en una misma edificación. Leería, solamente uno de los lados de la Catedral, así como la Iglesia de Regina y la Iglesia de la Compañía de Jesús


EL NEOHUMANISMO DE JAIME COlSON

Con la presente obra, ofrece a los dominicanos, así como a un público internacional. Es dentro de nuestros Clásicos el que con mayor plenitud justificarla este nombre. Se trata de Jaime Carlson. Primer artista realmente profesional que hemos tenido en su género suma y culminación por un Sisito Desangles. Un Abelardo Rodríguez Urdaneta. Un Leopoldo Navarro y una Celeste Woss y Gil La transición a la modernidad de este pintor se presenta sin grandes alarmas, aunque no por ello de una manera menos vigorosa en un neoclasicismo que solía considerar por sus implicaciones conceptuales, como un neohumanismo.


Si era innegable que la figura humana centralizaba el foco de sus concepciones estéticas y formales, esto no obstaculiza su adhesión a un vanguardismo inevitable dentro de la juventud de su época y en los que son faros casi cegadores, por lo imposible de soslayar, las figuras totalizadoras de Picasso, de Gris de Branque y de legar anuladores de la perspectiva dentro de la simultaneidad fragmentada del cubismo. COlSON debía rendir tributo, dentro de su obra a cuentos maestros Fue su etapa en la que el dominio técnico se impuso a cualquier otra exigencia razón por la que no pudo mostrarse indiferente a las Novedades en boga.

De las que nos dejo versiones personales en sus trabajos hechos en la década del vente óleos collages naturalezas muertas en el que predomina el geometrismo arquitectónico, la yuxtaposición de objetos planos mezclados a los caracteres de imprenta y un latirismo que pronto verás desaparecer.


Característica

Este último aspecto es el homenaje de Piulados Oils Still Life a Juan Gris y la Naturaleza de Muerta Picasso. La fragmentación de la cuadrícula conservadora de la hegemonía de la imagen, pero irrevocablemente la vincula con la horizontalidad del lienzo, será en cambio procedimientos que se conservarán en la imagen. El período de madurez como signo de los comienzos de vanguardia y si la Huella de los grandes maestros debería durar casi para decir que Forever Bastarla, que es parte del estatuto de primitivismo de esos años con sus mujeres resonantes e incluso aladas, ha abolido La pesadez de la importación.


Pero lo que en el pintor malagueño es una mezcla de formas no unidas articuladas en un espacio libre abierto a la imaginación, el dominicano lo asume como una investigación interna, como un compromiso de forma con su significado más íntimo y profundo. COlSON no es el artista que se deja deslumbrar por la naturaleza. El Sena, fechado en 1924, con las pinceladas impresionistas de Renoir.

Ver que, sí, ondulaciones terrestres, sobre todo en ciertos dibujos en los que lapi. Elimina toda la vegetación de las llanuras casi pedregosas y algunos bosques que pueden tomarse como símbolos en lugar de reflejos de la realidad.


Manuel rueda

Sus pinceladas continuaron hasta el final, expresando los capítulos finales de su historia, conservando en pináculo de su profesión. Tenga en cuenta Sisrto Desangles. Abelardo Rodriguez Urdaneta y LeopokJo Navarro son considerados los precursores de la transición dominicana a la modernidad. Es el artista que se abrió camino Celeste Woss y Gill, recientemente fallecida. Para las mujeres en la pintura profesional, sus desnudos tienen una fuerza extraordinaria y nadie antes había tratado con desnudos con tanta fuerza